martes, 17 de marzo de 2015

Red Velvet Cake

Buenas noches a tod@s!

No tengo palabras para definir esta tarta, todos los calificativos creo que se quedan cortos... suave, deliciosa, esponjosa, delicada, exitosa... y un largo etcétera que sólo podréis comprender cuando la hayáis probado. 

Ya sé que hace poco compartí la receta de los "Red Velvet Cupcakes", si os gustaron, la tarta os encantará. La combinación de la decoración con las fresas le da un toque elegante y colorido, y ahora que están de temporada, un sabor exquisito. 



Esta tarta lleva una dedicatoria muy especial; en primer lugar a mi amiga Judit, la "cumpleañera" que ha soplado las velas con esta delicia; y en segundo lugar, a mis amigas Elsa y Susana, que disfrutan comiendo esta tarta una y otra vez como si fuera la primera. ¡Por vosotras chicas!



Así que ya sabéis, si se os está haciendo la boca agua.....coged papel y boli, , y manos a la obra:

Ingredientes:

  • Para el bizcocho:
    • 350 gr. de harina de repostería
    • 1 cucharadita de levadura Royal
    • 2 cucharadas soperas de cacao puro en polvo
    • 150 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
    • 340 gr. de azúcar (yo le puse 150 gr. de azúcar moreno y 190 gr. de azúcar glass, pero también se puede hacer con azúcar blanquilla, el normal)
    • 2 huevos M
    • 220 ml. de buttermilk (220 ml. de leche templada+1 cucharada de zumo de limón)
    • 1 cucharadita de bicarbonato
    • 1/2 cucharadita de sal
    • 1 cucharadita de vinagre de vino blanco
    • Una cucharadita de esencia de vainilla
    • Colorante rojo en gel.
  • Para la crema:
    • 500 ml. de nata para montar (35% M.G.)
    • 300 gr. de queso crema, tipo Philadeplhia
    • 250 gr. de Mascarpone
    • 150 gr. de azúcar glass
  • Para la decoración:
    • Un buen puñado de fresas
    • Formas de azúcar en forma de corazones
    • Perlas plateadas
Elaboración:
  • En un bol, mezclamos la harina, la levadura, el cacao, el bicarbonato y la sal tamizados. 
  • Hacemos el buttermilk, templando la leche y añadiendo la cucharada de zumo de limón. Dejamos reposar 5-10 minutos hasta que parezca que la leche está cortada. 

  • Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que esté cremoso, con ayuda de la batidora de varillas (si tenéis, si no, con la varilla manual)
  • Añadimos los huevos de uno en uno, integrándolos bien. No añadiremos el segundo hasta que el primero no esté del todo integrado con la mezcla de mantequilla y azúcar. 

  • Agregamos la vainilla, el vinagre y el buttermilk y batimos bien. 
  • Añadimos el colorante rojo hasta que la mezcla tenga un color bien intenso (sin miedo, que luego se oscurece en el horno)
  • Precalentamos el horno arriba y abajo sin ventilador a 180º. Mientras, vamos a mezclar los ingredientes secos y húmedos siguiendo estas proporciones:
    • 1/3 secos (los del primer paso) y 1/2 húmedos (la otra mezcla)
    • 1/3 secos y 1/2 húmedos
    • 1/3 secos
  • Horneamos unos 40-45 minutos, hasta que le pinchemos con un cuchillo y salga limpio. Los más importante es NO abrir la puerta del horno por lo menos hasta que hayan pasado 30 minutos. Dejamos enfriar sobre una rejilla.

  • Mientras, vamos a hacer la crema. Mezclamos los quesos y el azúcar en un bol hasta obtener una mezcla homogénea. Reservamos. 
  • En otro bol, montamos la nata hasta que haga picos fuertes.. 
  • Mezclamos los quesos y la nata con movimientos envolventes, tapamos con film y reservamos mínimo 1 hora en la nevera (mientras se enfría el bizcocho y le laminamos)

  • Laminamos el bizcocho (si tenemos un cuchillo largo de sierra mejor) en tres partes (una, la de arriba del todo, nos sobrará, yo la aproveché para hacer una tartita más pequeña para regalar). y procedemos a montar la tarta. Colocamos la primera lámina del bizcocho sobre una base y extendemos la crema, aproximadamente un dedo de grosor, intentando no llegar al borde del bizcocho, porque al poner el otro encima se nos puede desbordar.

  • Hacemos la misma operación con la segunda lámina de bizcocho, pero con una capa de crema un poco más generosa. 

  • Cubrimos los bordes con crema, ayudándonos de una espátula de silicona.
  • Laminamos las fresas y decoramos nuestra tarta al gusto y.....¡a ponerse las botas! (No pude hacer foto del corte porque....¡voló!


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...