martes, 20 de octubre de 2015

París Brest (36º Desafío en la Cocina)

Hola a tod@s!!

Hoy os traigo una receta muy especial, ya que es mi primera elaboración como participante en el grupo "Desafío en la Cocina", que es un grupo de bloguer@s del mundo de la cocina que cada mes se plantean un "reto o desafío", alternando un mes salado y otro dulce. Tengo que dar las gracias a todos los componentes de este grupo, por la gran acogida y recibimiento que me han dado!! La verdad es que tenía muchas ganas de empezar y encima este mes tocaba desafío dulce.....ummmmmmm ¡qué bueno!





El desafío en cuestión ha sido propuesto por M. Luz, del blog "Trasteando en mi cocina", y se trata de una tarta llamada "París Brest", en forma de rosco, emulando a la rueda de una bicicleta. Su origen se remonta a 1891, año en el que se realizó una carrera ciclista entre las ciudades de París y Brest, con un recorrido de 1200 km. La masa de esta tarta se realiza con "Pasta Choux", que es la misma utilizada en los famosos éclairs (aquí en mi tierra también llamados petisús) o en los profiteroles, y se rellena de praliné de avellanas o almendras, yo en mi caso lo he rellenado con una crema pastelera aromatizada con el praliné de avellanas. Para finalizar, se decora con almendra laminada o avellanas (yo en mi caso he utilizado éstas últimas, ya que el relleno era de avellana) y se espolvorea con azúcar glass.



La receta de la Pasta Choux, la he sacado de un libro que mi madre utilizaba cuando yo era pequeña, llamado "Los Mejores postres de Maizena".

¿El resultado? Un pastel de sabor y textura suaves, con ese toque especial que le da la avellana. Si lo pruebas... ¡no podrás parar!

Si queréis ver el resultado tan bueno de este desafío, podéis pinchar en el siguiente enlace: Desafío en la cocina, Tarta París Brest.



¿Ya hay ganas de prepararlo, a que sí? Pues vamos con la receta:

Ingredientes:

  • Para la Pasta Choux:
    • 100 gr. de Maizena
    • 4 huevos
    • 50 gr. de harina de trigo
    • 100 gr. de mantequilla
    • 10 cucharadas sopera de leche
    • 10 cucharadas sopera de agua
  • Para el praliné de avellanas:
    • 80 gr. de avellanas
    • 100 gr. de azúcar
    • 1 cucharada de agua
  • Para la crema pastelera:
    • 535 gr. de leche
    • 4 yemas
    • 100 gr. de azúcar
    • 50 gr. de Maizena
    • 1 trozo de corteza de limón
    • 1 cucharadita de esencia de Vainilla
  • Para decorar:
    • Avellanas picadas (yo las machaqué con el mortero)
    • Azúcar glass
    • 75 gr. de chocolate para postres fundido
Elaboración:
  • Vamos a empezar con la Pasta Choux. Para ello, vamos a mezclar en un cazo grande la leche, el agua, la mantequilla y una pizca de sal, y lo ponemos a calentar hasta que hierva. 

  • Mientras, tamizamos las harinas y reservamos. 
  • Cuando el líquido del cazo empiece a hervir, añadimos las harinas de una sola vez y mezclamos removiendo enérgicamente con una cuchara de madera hasta obtener una pasta fina que se despegue de las paredes de la cazuela.


  • Retiramos del fuego y vamos a añadir los huevos de uno en uno. Cada vez que agreguemos un huevo, mezclamos con la masa hasta que éste bien integrado. Cuando hayamos conseguido ésto, añadiremos el siguiente. 

  • Cuando se hayan incorporado los huevos, la masa debe resultar lisa y brillante, algo más consistente que una cremita espesa, pero elástica, fina y manejable. 
  • Mientras dejamos que se temple, precalentamos el horno, con calor arriba y abajo con ventilador, a 180º. Pasamos la pasta a una manga pastelera, con una boquilla grande, en mi caso he utilizado una rizada, pero también podéis hacerlo con boquilla lisa, eso ya es cuestión de gustos. 
  • Hacemos los roscos con cuidado, yo les he hecho de diferentes tamaños: 4 individuales, 1 mediano y 1 grande y más grueso. Espolvoreamos las avellanas y horneamos unos 20 minutos, hasta que la masa haya crecido y esté ligeramente dorada. Dejamos enfriar sobre una rejilla. 

  • Mientras se hornear nuestros roscos, vamos a preparar el relleno. Para ello, lo primero es preparar el praliné de avellana, para lo que vamos a comenzar poniendo en un cazo pequeño el azúcar junto con el agua, hasta que veamos que se "dora" y se hace un caramelo bien líquido. 
  • Mientras se hace el caramelo, enaceitamos un trozo de la encimera. Cuando el azúcar esté caramelizado, agregamos las avellanas y mezclamos. 
  • Vertemos la mezcla en la encimera enaceitada y dejamos enfriar. 
  • Una vez frío, lo hacemos pedazos con la mano y lo trituramos en el robot de cocina, hasta obtener una especie de polvillo fino.
  • Ahora por último, elaboramos la crema pastelera. Para ello, separamos un vaso de lecho, que vamos a poner a calentar en un cazo junto con la corteza del limón. 
  • Mientras, mezclamos en un bol el resto de la leche con el resto de los ingredientes. 
  • Cuando vaya a hervir la leche, agregamos la mezcla del bol, y a fuego medio (yo al 4-5 de 9), vamos removiendo con una varilla para que vaya espesando, como cuando hacemos una bechamel. 

  • Cuando esté casi lista la crema pastelera, añadimos 3 cucharaditas del praliné de avellanas, mezclamos hasta que esté bien densa. 

  • Para enfriarla, pasamos la crema a un plato llano, estiramos y tapamos con film transparente, para que no se seque la parte de arriba. Reservamos hasta que esté completamente fría. 
  • Cuando tengamos la crema pastelera fría, vamos a deshacer el chocolate en un cazo a fuego lento, y a colocarlo en una manga pastelera con una boquilla fina. Reservamos.

  • Vamos con el montaje: en primer lugar, cortamos nuestros roscos a la mitad en sentido horizontal, para colocar el relleno. Con la manga pastelera, colocamos una capa de crema, que vamos a coronar con unos hilos del chocolate que tenemos en la otra manga (me encanta ese toque de chocolate!)

  • Con el resto de la crema pastelera, vamos a colocar otra capa encima del chocolate. 
  • Espolvoreamos con el azúcar glass y......¡listo!




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...