miércoles, 18 de octubre de 2017

Bocartes rellenos

Hola!

Ya sé que no estamos en época de bocarte, aunque a veces todavía podemos encontrarlos en la pescadería. Hace unas semanas, vi unos con muy buena pinta, y no pude resistirme a comprarlos, ya que en casa nos gustan mucho, incluso al peque ¡rebozados le encantan!. Cuando les vi, me acordé de unos bocartes rellenos que probé este verano en Liencres y rápidamente les cogí. 



Es una receta muy fácil, sabrosa a más no poder, sobre todo para todos aquellos que nos encanta el pescado. Yo les he pasado por tempura, pero también podéis rebozarlos como toda la vida, eso ya es cuestión de gustos. Si encontráis bocartes buenos, no dudéis en probar este plato y si no, anotadlo en la lista de recetas pendientes para cuando vuelvan de temporada. Vamos con la receta:



Ingredientes:

  • 500 gr. de bocartes (del Cantábrico, por supuesto!)
  • Sal
  • 4-5 pimientos de piquillo
  • 4-5 quesitos
  • Harina de tempura
  • Agua fría
  • Aceite de oliva virgen extra
Elaboración:
  • Con los bocartes abiertos y sin espina, les lavamos y les colocamos sobre papel de cocina absorbente.
  • Cortamos los quesitos a lo largo, de tal forma que saquemos tres piquitos de cada uno de ellos. Colocamos sobre los bocartes. 
  • Cortamos los pimientos en trozos y colocamos sobre el queso.
  • Preparamos la tempura según las instrucciones del fabricante. 
  • Colocamos un bocarte vacío sobre el que lleva el queso y el pimiento, como si hiciéramos una especia de san jacobo, pasamos por la tempura y freímos en abundante aceite caliente. 
  • Colocamos sobre papel absorbente para quitar el exceso de aceite. 
  • Servimos recién hechos, ¡que aproveche!

lunes, 9 de octubre de 2017

Berenjenas a la parmesana

Hola a todos!

Después de los excesos del fin de semana viene bien una receta a base de hortalizas, ideal para una cena, sabrosa, nutritiva y ligera de comer. Yo llevaba mucho tiempo (podría deciros que años...) para hacer estas Berenjenas a la parmesana, y creo que si duda, la volveré a repetir bastante a menudo ya que en casa no somos muy amigos de comer verduras y hortalizas tal cual, digamos que tenemos que "disfrazarlas", aunque intentamos que sea de una manera sana, sin necesidad de rebozar ni cargar de grasas el plato (y lo que no es el plato...)



Bueno, creo que la presencia y la pinta lo dicen todo, solamente os digo que Neco, que tiene 15 meses ¡también las cenó! Así que todos aquellos que tengáis niños en casa, podéis anotaros la receta (y los que no, por supuesto, también).



Ingredientes: (para dos personas)

  • 1 berenjena hermosa
  • 500 ml. aproximadamente de salsa de tomate casera (receta aquí)
  • 1 bola de mozzarella
  • Albahaca fresca o picada (podéis utilizar especias)
  • 1 huevo
  • 1 cucharada sopera de queso parmesano en polvo o rallado
Elaboración:
  • En primer lugar, cortamos las berenjenas en rodajas, espolvoreamos con sal y dejamos 20 minutos, para que suelten la acidez. Aclaramos las rodajas con agua y colocamos sobre papel absorvente. Cocinamos la berenjena a la plancha y reservamos sobre papel absorbente.



  • Precalentamos el horno a 200º con calor arriba y abajo. En fuentes individuales patas para el horno, colocamos una capa de tomate.
  • A continuación, capa de berenjena.
  • Seguidamente, mozarella cortada en rodajas y espolvoreamos con albahaca (en especia o recién picada)
  • Repetimos los tres pasos anteriores y finalizamos con una capa de tomate. 


  • Batimos el huevo y lo mezclamos con el parmesano. 
  • Con una cuchara sopera o un cazo pequeño, lo vertemos sobre nuestras fuentes, esta capa será la que le de el efecto gratinado a nuestro plato.
  • Horneamos unos 20 minutos a altura media y... ¡nos vamos a la mesa!

domingo, 1 de octubre de 2017

Tarta de limón y pistacho

Buenos días a todos!

Hoy hace una semana fue el cumpleaños de mi marido, 32 velas sopló exactamente. Además, ese mismo día hace seis años se llevó el mejor regalo de cumpleaños que le pudieron hacer: me conoció a mí! jejeje. Y para celebrar esta doble ocasión tan especial (aunque en realidad la receta ha sido por su cumpleaños), una tarta muy muy especial: Tarta de limón y pistacho. 



Os prometo que creo que es una de las mejores tartas que he hecho, no sólo lo digo yo... Es fresca, ligera de comer, nada empalagosa y está deliciosa. Tampoco es difícil de hacer, no lleva grandes elaboraciones y los pasos son muy sencillos. Apta sobre todo para los amantes de los sabores cítricos en los postres como el caso de él. 



Tomad nota de lo que tenéis que comprar:

Ingredientes:

  • Para el bizcocho:
    • 4 huevos L
    • 130 gr. de azúcar
    • 130 gr. de harina
    • Ralladura de un limón (de tamaño hermoso, si es de casa mejor, que tienen más aroma)
  • Para la crema de limón:
    • 1 lata pequeña de leche condensada
    • 500 ml. de nata para montar (mínimo 35% M.G.)
    • 2 sobre de Natafix (Estabilizador de nata, esto es opcional)
    • Ralladura de otro limón
    • Zumo de 2 limones
    • 250 gr. de azúcar
  • Para la decoración:
    • 100 gr. de pistachos triturados
    • Un poco de crema Red Velvet (yo utilicé un poco que me había sobrado de los que se llevó mi marido al trabajo)
    • Perlas plateadas
Elaboración:
  • En primer lugar, ponemos el horno a precalentar a 200º con calor arriba y abajo sin ventilador. A continuación, montamos los huevos con el azúcar durante unos 15 minutos a velocidad fuerte. Si no disponemos de robot de cocina, podemos batir las yemas con el azúcar hasta que blanqueen y aumenten su volumen, las claras a punto de nieve y después mezclar ambas cosas con movimientos envolventes. 
  • Tamizamos la harina y rallamos el limón. 

  • Añadimos el limón y la harina a la mezcla de huevos y azúcar y mezclamos con movimientos envolventes. 

  • Vertemos sobre un molde engrasado y enharinado previamente. También podéis hacer tres bizcochos más finos utilizando moldes desechables de aluminio como hice en el Mickey Mouse Drip Cake. 
  • Horneamos a 170º a media altura durante 35-40 minutos aproximadamente, hasta que al pincharlo con un cuchillo, éste salga limpio. Si habéis elegido la opción de hornear 3 bizcochos, en 8-10 minutos estará cada uno. Reservamos y enfriamos sobre una rejilla. 
  • Para hacer la mousse de limón, en primer lugar, vamos a montar la nata con el estabilizador. Cuando esté a medio montar, vamos a añadir el azúcar en forma de lluvia. Reservamos.
  • En segundo lugar, mezclamos con ayuda de la batidora la leche condensada, la ralladura y el zumo de los limones. 
  • Por último, vamos a añadir la nata poco a poco a la mezcla anterior y la integramos con movimientos envolventes hasta obtener una crema. Yo al final del proceso me ayudé 30 segundos de la varilla del robot de cocina. 

  • Vamos con el montaje: Como siempre, forramos con papel de aluminio la superficie que vamos a utilizar para presentar nuestra tarta. Cortamos el bizcocho en tres capas iguales y colocamos la primera. 
  • Agregamos un poco de crema de limón. 
  • Repetimos la operación dos veces más. Yo me ayudé del aro del molde que había utilizado para el bizcocho y, una vez montadas las 3 capas llevé a la nevera la tarta y la crema de limón restantes, para que cogieran más cuerpo y estabilidad y me fuera más sencillo decorarla. 

  • Trituramos los pistachos. 
  • Con la crema restante tapamos las paredes de la tarta, con ayuda de una espátula, y decoramos con el pistacho triturado. 
  • Con ayuda de una manga pastelera decoramos la circunferencia con unos "churritos", dejamos enfriar hasta la hora de servir y...¡que aproveche, os aseguro que así será!

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Mermelada de tomate y chile (55º Desafío en la Cocina)

Buenas a todos!

Aunque lo parezca... no os tengo abandonados! Pero este mes con la vuelta al trabajo y la nueva conciliación de la vida familiar y laboral... no me da la vida! Menos mal que tengo un aliciente en forma de desafíos que me "obligan" a no dejar de lado mi afición!





Este mes comenzamos un nuevo curso en Desafío en la Cocina, y como todos os inicios de curso son durillos, Toñi, nuestra boss desafiadora de este mes ha decidido ser clemente con nosotros y ponernos un desafío la mar de dulce, y de fácil (pero no por ello menos bueno ni menos rico!). El desafío en cuestión es... ¡Mermeladas! (o compotas, confituras y conservas dulces). Yo siempre hago mermeladas caseras con frutas de temporada, sobre todo fresas, cerezas, albaricoques o melocotones, y a veces alguna mermelada diferente, como esta que os propongo hoy: Mermelada de tomate y... chile! 



Suena raro, ¿no?, vaya combinación! ideal para acompañar quesos y carnes y darles un toque diferente y original, os animo a probarla, de verdad que merece la pena! Eso sí, las cantidades son pequeñas porque este tipo de mermeladas se utilizan poco y en pequeñas cantidades. Con éstas cantidades sale medio vaso aproximadamente de mermelada, si queréis más, sólo tenéis que multiplicarlo.

Si queréis daros un paseo por el resto de Desafíos,  haced clic AQUÍ

Ingredientes:

  • 1 tomate de Cantabria (con bien de carne, el mío pesaría unos 250-300 gr.)
  • 85 gr. de azúcar
  • 1 chile seco
  • 1 cucharadita de zumo de limón
Elaboración:
  • En primer lugar, colocamos el azúcar en un cazo y lo humedecemos con un poco de agua, dejamos que se forme un caramelo rubio, apagamos el fuego y dejamos templar.

  • Mientras, pelamos y troceamos el tomate y sacamos las semillas del chile. 
  • Vertemos las semillas del chile, la piel de éste, el tomate troceado y el zumo de limón y dejamos cocinar durante 1 hora a fuego suave. Yo al principio le puse unos 10 minutos al 5 de 9 y luego, cuando hacía gorgoritos, lo bajé al 3. 


  • Trituramos con la batidora eléctrica
  • Dejamos templar, enfriamos en la nevera y.... ¡listo!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...