viernes, 28 de abril de 2017

Pastel de queso japonés

Buenos días!

Hoy es último viernes de mes, así que nos toca publicar un nuevo "Reto tus Recetas". En esta ocasión, había que elegir entre tres recetas, y yo escogí "Pastel de Queso Japonés", que tiene Elvira publicado en su blog "Así se come en Granada".



Mi versión es algo distinta a la suya, ya que ella utiliza chocolate blanco en la elaboración, pero yo después de mucho consultar me he quedado con la versión de Pamela, que viene en el fantástico libro "Postres y otras Dulcerías", más que recomendable para todos aquellos que tenéis una pequeña biblioteca culinaria.  



El resultado es un pastel suave y delicioso, muy ligero de comer, apetecible después de una buena comida familiar o con los amigos. En mi caso, fueron los primeros los que degustaron este suculento dulce, y el veredicto del jurado fue altamente satisfactorio. 

Ingredientes:

  • 100 gr. de leche
  • 55 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 150 gr. de azúcar
  • 450 gr. de queso crema, tipo Philadelphia
  • 6 huevos M
  • 60 gr. de harina de trigo
  • 20 gr. de Maizena
  • La ralladura de un limón
  • Un pizca de sal
  • Azúcar glass para decorar
  • Mermelada de frambuesa para acompañar
Elaboración:
  • Ponemos a calentar el horno a 150º con calor arriba y abajo, pero sin ventilador. Colocamos en el robot la leche con la mantequilla y el azúcar. Vertemos el queso crema y revolvemos con una varilla hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Separamos las claras y las yemas. Mezclamos las yemas batidas con la mezcla anterior, además de con las harinas y la ralladura de limón. 

  • Montamos las claras a punto de nieve con la pizca de sal.

  • Incorporamos a la mezcla anterior con mucho cuidado, con movimientos envolventes ayudándonos de una espátula de silicona. 
  • Vertemos la masa en un molde engrasado y forrado con papel de horno tal y como veis en la imagen, ya que sube bastante. 


  • Horneamos en la parte baja del horno entre 1 hora y 1 hora y cuarto, hasta que al pincharlo con un palillo, este salga limpio. Apagamos el horno, entreabrimos la puerta y dejamos enfriar dentro por completo. 

  • Reservamos en la nevera hasta el día siguiente, y servimos espolvoreado con azúcar glass y acompañado con un poco de mermelada de frambuesas. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...