miércoles, 3 de mayo de 2017

Albóndigas de Sarda (o caballa)

Buenos días,

Hoy os traigo un plato salado, rico, fácil, económico y sano, vamos, que lo tiene todo. Estas albóndigas de sarda (o caballa, que es lo mismo), son muy fáciles de hacer, la única dificultad que pueden presentar es sacar la carne del pescado sin espinas, aunque cuando yo las compro y las voy a utilizar para albóndigas, en la pescadería pido que me saquen los lomos, así me facilita el trabajo. Además es una receta sana, a base de pescado azul, con muchos nutrientes y un sabor espectacular para mi gusto. Y sobre todo, barata, ya que la sarda está de temporada el precio/kilo ronda los 3€. 



Ingredientes:

  • 4 sardas medianas (las mías pesaban poco más de un kilo)
  • 1 huevo M
  • Sal
  • Ajo en polvo
  • Perejil picado
  • Harina
  • Aceite de oliva virgen
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1 vaso de agua o caldo de pescado
  • 1 cucharadita de maizena
  • 1 chile  o 2 cayenas (opcional)
Elaboración:
  • En primer lugar, lavamos y escurrimos el pescado sobre papel absorbente. Yo siempre lo congelo un par de días antes de utilizarlo, por si hubiera presencia del famoso anisakis. 
  • Con mucha paciencia y cuidado, vamos limpiando los lomos, separándoles de la fina piel y de las espinas. 
  • Sazonamos y añadimos el ajo y el perejil picados. Mezclamos. 
  • Añadimos el huevo batido e integramos con ayuda de un tenedor. 
  • Con ayuda de la harina, formamos las albóndigas y freímos en aceite de oliva.
  • Dejamos escurrir sobre papel absorbente. (Esa más larga que veis era para el pequeño Neco, me aseguré mucho de que no tuviera ni una espina).
  • Vamos a preparar la salsa. Para ello, picamos el chile bien fino y sofreímos en un par de cucharadas del aceite de la fritura. 
  • Picamos la cebolla bien fina y pochamos hasta que esté ligeramente dorada. 
  • Añadimos el vino blanco y subimos el fuego un par de minutos para que se evapore el alcohol. Añadimos el agua o el caldo de pescado con la maizena disuelta y dejamos que se cocine durante unos minutos. 

  • Vertemos las albóndigas y dejamos cocinar a fuego medio-bajo durante 15 minutos, tapadas. De vez en cuando pegamos un "meneo" a la cazuela. 
  • Dejamos reposar y... ¡a la mesa!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...