miércoles, 20 de septiembre de 2017

Mermelada de tomate y chile (55º Desafío en la Cocina)

Buenas a todos!

Aunque lo parezca... no os tengo abandonados! Pero este mes con la vuelta al trabajo y la nueva conciliación de la vida familiar y laboral... no me da la vida! Menos mal que tengo un aliciente en forma de desafíos que me "obligan" a no dejar de lado mi afición!





Este mes comenzamos un nuevo curso en Desafío en la Cocina, y como todos os inicios de curso son durillos, Toñi, nuestra boss desafiadora de este mes ha decidido ser clemente con nosotros y ponernos un desafío la mar de dulce, y de fácil (pero no por ello menos bueno ni menos rico!). El desafío en cuestión es... ¡Mermeladas! (o compotas, confituras y conservas dulces). Yo siempre hago mermeladas caseras con frutas de temporada, sobre todo fresas, cerezas, albaricoques o melocotones, y a veces alguna mermelada diferente, como esta que os propongo hoy: Mermelada de tomate y... chile! 



Suena raro, ¿no?, vaya combinación! ideal para acompañar quesos y carnes y darles un toque diferente y original, os animo a probarla, de verdad que merece la pena! Eso sí, las cantidades son pequeñas porque este tipo de mermeladas se utilizan poco y en pequeñas cantidades. Con éstas cantidades sale medio vaso aproximadamente de mermelada, si queréis más, sólo tenéis que multiplicarlo.

Si queréis daros un paseo por el resto de Desafíos,  haced clic AQUÍ

Ingredientes:

  • 1 tomate de Cantabria (con bien de carne, el mío pesaría unos 250-300 gr.)
  • 85 gr. de azúcar
  • 1 chile seco
  • 1 cucharadita de zumo de limón
Elaboración:
  • En primer lugar, colocamos el azúcar en un cazo y lo humedecemos con un poco de agua, dejamos que se forme un caramelo rubio, apagamos el fuego y dejamos templar.

  • Mientras, pelamos y troceamos el tomate y sacamos las semillas del chile. 
  • Vertemos las semillas del chile, la piel de éste, el tomate troceado y el zumo de limón y dejamos cocinar durante 1 hora a fuego suave. Yo al principio le puse unos 10 minutos al 5 de 9 y luego, cuando hacía gorgoritos, lo bajé al 3. 


  • Trituramos con la batidora eléctrica
  • Dejamos templar, enfriamos en la nevera y.... ¡listo!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...